Terapia de muérdago para el carcinoma de mama

Por favor tenga en cuenta también los reportos de caso para este tipo de tumor. 

Mientras tanto, fue renovada la Guía de la Socienty for Integrative Oncology (SIO) y fue publicada como "Guía clínica sobre el uso basado en la evidencia de las terapias integrativas durante y después del tratamiento del cáncer de mama" [8].En esta guía está, entre otros, la terapia subcutánea de muérdago para la mejora de la calidad de vida señalada con la recomendación grado C [8, 72]. En junio de 2018, esta guía fue adoptada y reconocida por la American Society of Clinical Oncology (ASCO) [72]. 

 

Última actualización: 8 de julio 2021/ AT

Calidad de vida de pacientes con cáncer de mama que recibieron extractos de muérdago adicional a la quimioterapia - Resultados de un estudio aleatorizado

Tröger y col. 2009, 2014a, Pelzer und Tröger 2018 [44, 47, 49]

Se trata de tres publicaciones de un estudio que fue publicado en varias revistas científicas bajo diferentes aspectos.

Pacientes y metodología

En un estudio clínico aleatorizado abierto fue investigado, si la terapia adicional con extractos de muérdago incrementa la calidad de vida sin reducir el efecto terapéutico de la quimioterapia.

95 pacientes con cáncer de mama hasta el estadio T1-3 N0-2 M0, que recibieron 6 ciclos de quimioterapia adyuvante (ciclofosfamida, adriamicina, 5-FU = CAF), fueron distribuidos en tres grupos por selección aleatoria. El grupo de control con 31 pacientes recibió solo quimioterapia, un grupo con 30 pacientes recibió adicional a la quimioterapia Iscador® M, otro grupo con 34 pacientes recibió adicional a la quimioterapia Helixor® A. Los preparados farmacéuticos de muérdago se inyectaron por vía subcutánea tres veces por semana en dosis crecientes. Con el final de la quimioterapia también se detuvo la terapia de muérdago.

La calidad de vida fue registrado con el cuestionario EORTC-QLQ C30 de la Organización Europea para la Investigación y el Tratamiento del Cáncer. Además, fue comparado la frecuencia de neutropenia en los grupos de muérdago con los del grupo control. La neutropenia se definió como el número de granulocitos neutrófilos <1.000/μl. Los granulocitos neutrófilos fueron determinados al inicio del estudio e inmediatamente antes del siguiente ciclo de quimioterapia.

Resultados

En cada caso, pudo ser evaluado 30 pacientes en el grupo control y en el grupo Iscador® , así como 29 pacientes en el grupo Helixor®. Los grupos de tratamiento y el grupo de control no difirieron significativamente con respecto a la edad, el estadio del tumor, el índice de masa corporal, la condición física, los signos vitales y las enfermedades anteriores. Al examen basal (primera visita), no se constató neutropenia en ninguno de los pacientes.

En la evaluación del EORTC-QLQ-C30, se constató al final del estudio una mejor calidad de vida en los grupos de muérdago en comparación con el grupo control. En 12 de los 15 puntajes, se mostró una diferencia significativa en el grupo de Iscador, que también fue clínicamente relevante en nueve puntajes. En el grupo de Helixor, 10 de 15 puntajes mostraron una mejora significativa en la calidad de vida, que fue clínicamente relevante en ocho puntajes. En ambos grupos, esto estuvo asociado principalmente con una reducción significativa del dolor, menos náuseas/vómitos, diarrea, insomnio y un mejor apetito.

La neutropenia se presentó en el curso del tratamiento en 3 de 30 pacientes en el grupo Iscador®, en 7 de 29 en el grupo Helixor® y en 8 de 30 pacientes en el grupo control. Por lo tanto, se mostró una menor ocurrencia de neutropenia en el grupo Iscador®, aunque la diferencia no fue estadísticamente significativa debido al bajo número de casos (p = 0.182).

Excepto de las reacciones locales menores típicas en el lugar de la inyección, no se encontraron efectos secundarios debido a los extractos de muérdago; En comparación con el grupo control, no se presentó aumento de fiebre.

Conclusión

En este estudio aleatorizado, la terapia adicional de muérdago mejoró significativamente la calidad de vida de las pacientes con cáncer de mama durante la quimioterapia con CAF. Además, se toleró mejor la quimioterapia a través de la administración del extracto de muérdago, porque entre las pacientes con muérdago hubo menos interrupciones del tratamiento, cambios de dosis y retrasos. También se mostró una menor incidencia de neutropenia inducida por quimioterapia en el grupo de Iscador®.

 

Última actualización: 8 de julio 2021/ AT

Seguimiento de cinco años en pacientes con cáncer de mama después de un estudio aleatorizado con extracto de Viscum album (L.) en paralelo con quimioterapia

Tröger y col. 2012, 2016, Pelzer und Tröger 2018 [46, 48, 49]

Se trata de tres publicaciones de un estudio que fue publicado en varias revistas científicas bajo diferentes aspectos.

Pacientes y metodología

Los pacientes descritos en el resumen de Tröger y col. [44, 47] fueron seguidos durante un período de cinco años. Ninguno de ellos recibió terapia de muérdago durante este período.

El objetivo de este estudio prospectivo de seguimiento no intervencionista de cinco años fue evaluar si la terapia postoperatoria de muérdago en paralelo con la quimioterapia en pacientes con cáncer de mama en estadio temprano (T1-3 N0-2 M0) tenía un impacto en la mediana de supervivencia libre de enfermedad (disease free survival, DFS).

Los siguientes criterios de inclusión tienen que ser cumplidos para participar en este estudio de seguimiento a largo plazo:

  • Los pacientes tuvieron que haber recibido los seis ciclos de quimioterapia.
  • No se debieron detectar metástasis antes de iniciar la quimioterapia.
  • Los pacientes tenían que haber dado su consentimiento para participar en el estudio de seguimiento.

La incidencia de recidivas y/o metástasis se registró en hojas de documentación sobre el periodo de 5 años en el marco de visitas anuales de rutinas en el centro de investigación. Se toleró una desviación de ± 2 meses para las visitas.

Resultados

En el grupo Iscador®, dos pacientes tenían un estado metastásico desconocido (M = x) antes de iniciar la quimioterapia. En el grupo Helixor®, un paciente no estuvo de acuerdo en continuar participando en el estudio. En el grupo control, un paciente no pudo participar en el seguimiento debido a una enfermedad cardíaca, otro no dio su consentimiento. Por lo tanto, 28 pacientes de ambos grupos de muérdago y 29 pacientes del grupo control estuvieron finalmente disponibles para la evaluación.

El seguimiento comprende un periodo de tiempo de seis años. Después que la quimioterapia y la terapia con muérdago terminaron, los pacientes recibieron otras terapias que pudieron influir en la supervivencia libre de enfermedad. Asimismo, estas terapias se registraron en las hojas documentación de ambos grupos. Las formas de terapia más frecuentes e igualmente utilizadas en todos los tres grupos fueron la radiación (n = 48) y las terapias antihormonales (tamoxifeno, n = 44).

La mediana del tiempo de supervivencia libre de enfermedad no pudo ser determinada, porque la mayor probabilidad de desarrollar recidiva o metástasis en los cinco años fue de solo 28 por ciento en el grupo Iscador® y solo 33 por ciento en el grupo Helixor®. Así, seis de 28 pacientes en el grupo Iscador®, nueve de 28 pacientes en el grupo Helixor® y ocho de 29 pacientes en el grupo control presentaron recidivas o metástasis después de cinco años. Estas diferencias no fueron estadísticamente significativas.

Una evaluación de subgrupos con Iscador® de pacientes que habían recibido radiación mostró que cuatro de 19 pacientes en el grupo de Iscador® y tres de 18 pacientes en el grupo control desarrollaron recidivas o metástasis después de cinco años. En el subgrupo de pacientes tratados con terapia antihormonal, 4 de 18 en el grupo de Iscador® y 4 de14 pacientes en el grupo control desarrollaron recidivas o metástasis. Estas diferencias tampoco fueron estadísticamente significativas.

Conclusión

Los resultados de este estudio de seguimiento de cinco años indican que la terapia de muérdago administrada en paralelo con la quimioterapia no tuvo ningún efecto en la supervivencia de cinco años y en la frecuencia de recaídas o metástasis. No hubo evidencia de interacciones negativas durante la quimioterapia debido a la terapia de muérdago administrada al mismo tiempo.

 

Última actualización: 8 de julio 2021/ AT

Influencia de la terapia de muérdago en la calidad de vida de pacientes con cáncer de mama que recibieron al mismo tiempo quimioterapia - un estudio prospectivo no intervencionista

Eisenbraun y col. 2011 [77]

Pacientes y metodología

En este estudio clínico prospectivo no intervencionista, se investigó el curso longitudinal de la calidad de vida de 270 pacientes con cáncer de mama en estadios I hasta III, durante la terapia adyuvante de quimioterapia y muérdago (abnobaVISCUM® Mali). La quimioterapia consistió en 4 a 6 ciclos de CMF (ciclofosfamida, metotrexato, 5-FU), EC (epirubicina, ciclofosfamida) o AC (adriamicina, ciclofosfamida).

La calidad de vida se registró mediante los cuestionarios EORTC QLQ-C30 y EORTC QLQ-BR23, en lo cual la medición ocurrió al inicio de la terapia de muérdago y la quimioterapia, cuatro semanas después, al final de la quimioterapia y cuatro semanas después del termino de la quimioterapia.

Además, se determinó la tolerabilidad y seguridad de la terapia de muérdago en combinación con quimioterapia bajo condiciones de la práctica diaria. La terapia de muérdago se administró tres veces por semana en dosis crecientes de hasta 20 mg.

Resultados

Después del empeoramiento inicial, se mejoraron significativamente las puntuaciones funcionales QLQ-C30 y QLQ-BR23 (p <0,0001) ya a las cuatro semanas después del inicio de las terapias. Las puntuaciones se mantuvieron estables hasta el último ciclo de la quimioterapia.

Los valores de las escalas de síntomas QLQ-C30 igualmente disminuyeron significativamente (p <0.001) en el curso de la primera hasta la última visita y se mantuvieron estables hasta el último ciclo de quimioterapia. La tolerabilidad de la terapia fue calificada por los médicos como buena o muy buena para el 91 por ciento de los pacientes y la eficacia incluso para el 94 por ciento de los pacientes como buena o muy buena.

Conclusión

Los resultados de este estudio indican que la calidad de vida a través de la terapia de muérdago durante diversos esquemas de quimioterapia se incrementa significativamente, con una buena tolerabilidad al mismo tiempo.

Última actualización: 8 de julio 2021/ AT

Muérdago-/Quimioterapia adyuvante simultánea para cáncer de mama y su influencia en los parámetros inmunes, calidad de vida y tolerancia - un estudio prospectivo no aleatorio

Loewe-Mesch y col. 2008 [27]

Pacientes y metodología

En un estudio prospectivo, abierto, de dos brazos, no aleatorizado, 33 pacientes con cáncer de mama primario recibieron terapia simultánea de muérdago (Iscador® M), así como quimioterapia adyuvante con ciclofosfamida, metotrexato y 5-FU (CMF) o epirubicina y ciclofosfamida (EC). Durante la fase de inducción, se inyectó por vía subcutánea Iscador® M diariamente en una dosis creciente, y solo dos veces por semana en terapia de mantenimiento. El grupo control (n = 33) no recibió terapia adicional de muérdago.

Fue investigada la influencia de la terapia de muérdago/quimioterapia adyuvante simultánea en el hemograma, los recuentos sanguíneos diferenciales, las subpoblaciones de linfocitos, la sensibilidad de estimulación de los linfocitos y la calidad de vida (EORTC QLQ-C30, -BR23) antes y 14 días después de la quimioterapia, así como la influencia sobre la tolerabilidad de la quimioterapia.

Resultados

Las pacientes en el grupo de muérdago tomaron menos glucocorticoides orales (p = 0.006) y mostraron una mejor calidad de vida que las pacientes en el grupo control. Por lo tanto, tuvieron significativamente menos molestias relacionadas con la quimioterapia, especialmente náuseas y vómitos (p = 0.02) y menos efectos secundarios sistémicos (p = 0.02). Los otros síntomas relacionados con la terapia también mostraron un curso tendencialmente más leve en el grupo de muérdago.

Dado que las pacientes en el grupo de muérdago, que pudieron prescindir de los glucocorticoides orales, tuvieron una disminución menor en algunos parámetros de las subpoblaciones de linfocitos, se supone aquí una ventaja para la terapia de muérdago. Sin embargo, los parámetros de laboratorio no mostraron ventajas o desventajas de la terapia adicional de muérdago bajo las condiciones del estudio.

La terapia de muérdago/quimioterapia simultánea fue bien tolerada, no se presentaron efectos secundarios no deseados graves.

Conclusión

La calidad de vida de las pacientes en el grupo de muérdago fue menos afectada que en el grupo control. No se mostró correlación de los parámetros inmunes probados en la sangre con el curso clínico.

 

Última actualización: 8 de julio 2021/ AT

Eficacia y seguridad de la terapia adicional de muérdago en el cuidado posterior de pacientes con cáncer de mama - un estudio de cohorte epidemiológico controlado

Beuth y col. 2008 [33]

Pacientes y metodología

Para revisar la inocuidad y la eficacia de la terapia adicional de muérdago en el cuidado posterior de las pacientes con cáncer de mama, fueron incluidos en este estudio de cohorte epidemiológico retrospectivo, 53 centros de tratamiento seleccionados al azar (clínicas, consultorios médicos). Reclutaron a 741 pacientes con cáncer de mama primario (UICC estadio I-III) para evaluar las molestias relacionadas con la terapia en la fase de cuidado posterior.

De las 741 pacientes, 681 pudieron ser incluidas en la evaluación definitiva del estudio. El grupo control (n = 514) había recibido quimioterapia y/o radioterapia adyuvante, el grupo de terapia (n = 167) recibió a continuación de la terapia estándar, el extracto de muérdago Helixor® M, A o P. La duración del tratamiento y de la observación fue de aproximadamente cinco años.

Resultados

En el curso del cuidado posterior, tuvieron significativamente menos pacientes en el grupo de estudio molestias relacionadas a la enfermedad y a la terapia, que en el grupo control (56.3% versus 70.0%, p <0.001). Incluso en el primer año del cuidado posterior, la frecuencia de molestias fue ya menor en el grupo de estudio que en el grupo control. La diferencia se intensificó hasta el quinto año del cuidado posterior y fue estadísticamente significativo a partir del segundo año.

La especificación de las molestias de las pacientes en la fase de cuidado posterior mostró que disminuyó en especial la frecuencia de tumor y dolor de cabeza, síndrome de fatiga y mucositis.

Los efectos secundarios de la terapia de muérdago se presentaron en el 10,2% de las pacientes, ellos fueron reversibles de forma fácil y espontánea (enrojecimiento, tumefacción y prurito en el lugar de inyección, síntomas similares a los de la gripe). Con la excepción de una sola reacción generalizada que condujo a la interrupción del tratamiento.

En relación a la frecuencia de metástasis y recidivas no hubo diferencias significativas entre el grupo de estudio y el grupo control (3.6 frente a 2.9% y 3.6 frente a 4.3%,).

Conclusión

La terapia con muérdago demostró ser efectiva y segura en pacientes con cáncer de mama en el posterior. Hubo una clara ventaja en relación a la mejora de la calidad de vida y reducción de los síntomas persistentes relacionados con la terapia y la enfermedad, para las pacientes con terapia de muérdago. Con respecto a la frecuencia de recidivas y metástasis, no hubo diferencias significativas entre los grupos de prueba y control.

 

Última actualización: 8 de julio 2021/ AT

Activación de células NK significativamente mayor a través de la terapia aditiva de muérdago en pacientes con cáncer de mama tratados con quimioterapia - un estudio prospectivo, aleatorizado, doble ciego

Auerbach y col. 2005 [170]

Pacientes y metodología

En un estudio clínico piloto prospectivo, aleatorizado, doble ciego, se reclutaron 23 pacientes con cáncer de mama histológicamente confirmado en la etapa T1-2N0-1M0, para investigar parámetros pronósticos e inmunológicos, así como la calidad de vida y la viabilidad de un estudio doble ciego con extracto de muérdago. Se pudieron evaluar 20 pacientes después de tres ciclos de CMF y 16 pacientes después de ciclos completos y periodo de observación de un total de 12 meses.

Las pacientes fueron aleatorizadas en dos grupos: un grupo recibió solución de cloruro de sodio al 0.9% como placebo (n = 12), el otro grupo recibió el extracto de muérdago Helixor® A (n = 11) en concentraciones crecientes de 1, 5, 10.20, 30, 50 a 100 mg. Tanto el extracto de muérdago como el placebo se administraron por vía subcutánea tres veces a la semana.

Todas las pacientes recibieron seis ciclos de tratamiento de quimioterapia estándar CMF adyuvante en los días 1 y 8 de un ciclo de 4 semanas durante un período de aproximadamente 6 meses. 7 pacientes del grupo control y 6 pacientes del grupo Verum con terapia quirúrgica conservadora de mama recibieron adicional radioterapia con 25x 2 Gy después del tercer ciclo de CMF (esquema sandwich).

Resultados

8 de 9 pacientes del grupo de muérdago (89%) y 5 de 11 pacientes del grupo control (46%), a pesar del cegamiento, reconocieron la medicación administrada, probablemente debido a reacciones locales ocurridas o bien, no ocurridas. El médico tratante reconoció la medicación administrada en 16 de 20 pacientes (80%). El objetivo del cegamiento, que limita la aparición de distorsiones conscientes e inconscientes, no se pudo lograr con tasas tan altas de desenmascaramiento.

En el curso de la quimioterapia, aumentó la tasa de intercambio de cromátidas hermanas (tasa SCA) en los linfocitos de sangre periférica conforme se esperaba en ambos grupos, sin embargo, en una menor medida en el grupo de muérdago que en el grupo control, pero con lo cual las diferencias a favor de la terapia de muérdago no fueron significativas.

Además, se pudo constatar que, en el grupo de muérdago, la proporción de células NK activadas (CD56 +/CD69 +/CD45) permaneció casi estable hasta el sexto ciclo, mientras que los pacientes en el grupo placebo (n = 11) mostraron una disminución significativa en la proporción de células NK activadas (p = 0,001). En el grupo de muérdago (n = 9), la proporción de células NK activadas fue significativamente mayor desde el cuarto ciclo de CMF que en el grupo control (p = 0.005).

En cuanto a los otros parámetros de laboratorio e inmunológicos, así como la calidad de vida, no se pudieron determinar diferencias entre el grupo Verum y el grupo control.

La tolerabilidad de la terapia de muérdago durante la quimioterapia fue buena. En tres casos, se observaron enrojecimientos inofensivos de más de 5 cm de diámetro en el sitio de inyección subcutánea y en dos casos se informó dolor de cabeza. No se produjeron más efectos secundarios. A diferencia del grupo placebo, no se observó leucopenia inducida por quimioterapia en el grupo de muérdago.

Conclusión

El estudio se pudo mostrar que el uso de los preparados farmacéuticos de muérdago durante la quimioterapia influye significativamente en los parámetros inmunológicos, lo que fue acompañado por un aumento en la proporción de células NK activadas en el grupo de muérdago en comparación con el grupo de control.

Con respecto a otros parámetros de laboratorio e inmunológicos, así como la calidad de vida, no se pudo determinar sin embargo la diferencia entre los dos grupos. Además, este estudio mostró que la terapia de muérdago no puede ser cegada de manera efectiva.

 

Última actualización: 8 de julio 2021/ AT

Eficacia y seguridad del tratamiento a largo plazo con extracto de muérdago adicional a la terapia oncológica adyuvante convencional para el cáncer de mama primario no metastásico - un estudio de cohorte epidemiológico comparativo, multicéntrico

Bock y col. 2004 [41]

Pacientes y metodología

Este estudio de cohorte retrospectivo fármaco-epidemiológico multicéntrico, controlado, con diseño de grupos paralelos, fueron reclutadas 1,442 pacientes con carcinoma de mama primario no metastásico de estadios UICC I hasta III. Fue investigada la eficacia terapéutica y la inocuidad de la terapia adicional de muérdago a largo plazo (predominantemente Iscador® M), adicional de la terapia oncológica adyuvante convencional. El estudio se llevó a cabo en varios centros de Alemania y Suiza y fue realizado de acuerdo con las directivas de buenas prácticas epidemiológicas (BPE).

Después de la cirugía primaria, 710 mujeres recibieron extracto de muérdago subcutáneo dos o tres veces por semana durante un período de al menos tres meses, junto con a la terapia oncológica básica (radioterapia, quimioterapia y/o terapia antihormonal). El grupo control consistió de 732 mujeres que después de la cirugía recibieron exclusivamente tratamiento convencional (radioterapia, quimioterapia y/o terapia antihormonal). Se realizó un seguimiento de las pacientes por lo mínimo tres años o bien hasta la muerte.

Resultados

El estadio de la enfermedad de las mujeres en el grupo de muérdago fue inicialmente más avanzado y por lo tanto, los factores de pronóstico fueron más desfavorables. Después de un período de seguimiento mediano de más de cinco años y una duración mediana de la terapia de muérdago de más de cuatro años, las pacientes en el grupo de muérdago tuvieron significativamente menos efectos secundarios por la terapia convencional (16.3%) que las pacientes del grupo de control (54.1%).

En el grupo de muérdago, la mayoría de los síntomas relacionados con la enfermedad se resolvieron significativamente más frecuente que en el grupo control. A estos pertenecían náuseas, vómitos, pérdida de apetito, dolor de cabeza, fatiga y cansancio. El índice de Karnofsky mejoró con más frecuencia. El peso corporal aumentó significativamente más y la tasa de riesgo relativo ajustada para la mortalidad fue significativamente menor (HR = 0,46, p = 0,038), lo que significó una reducción del riesgo de mortalidad relativa del 54%.

Los efectos secundarios sistémicos relacionados con la terapia de muérdago, como debilidad, fatiga /agotamiento o molestias gastrointestinales, se desarrollaron en solo 6 pacientes (0,8%); Efectos secundarios locales alrededor del sitio de inyección, como eritema, induraciones, edema, prurito en 123 pacientes (17.3%). Todos los efectos secundarios fueron de leves a moderados (OMS/CTC grado 1-2) y se atenuaron por completo. No se observaron efectos secundarios graves.

Conclusión

Los resultados de este estudio de cohorte confirman que el tratamiento complementario a largo plazo con extracto de muérdago se tolera muy bien en pacientes con cáncer de mama primario no metastásico y puede considerarse seguro. En comparación con el grupo control, se observó en el grupo de muérdago significativamente menos efectos secundarios por la terapia convencional, menos síntomas relacionados con la enfermedad y una reducción en el riesgo relativo de mortalidad en el grupo de muérdago

 

Última actualización: 8 de julio 2021/ AT

Efectos de la terapia adicional de muérdago en la calidad de vida de pacientes con cáncer de mama, ovario y cáncer de pulmón de células no pequeñas - un estudio clínico prospectivo, aleatorizado y controlado

Piao y col. 2004 [31]

Pacientes y metodología

Este estudio clínico multicéntrico, aleatorizado, abierto, prospectivo, realizado según criterios de Buena Práctica Clínica (BPC), determinó la calidad de vida y la tolerabilidad de la poliquimioterapia junto con la terapia de muérdago.

Fueron incluidos 233 pacientes, con cáncer de mama (n = 68), ovario (n = 71) y carcinoma de pulmón de células no pequeñas (CPCNP, n = 94). De los 233 pacientes reclutados originalmente, 9 no pudieron ser incluidos en la evaluación final ya que no cumplieron con los criterios de inclusión en todos los puntos, por lo que finalmente 224 pacientes estuvieron disponibles para la evaluación.

Todos los pacientes fueron tratados con poliquimioterapia estándar. El grupo Verum (n = 115) recibió Helixor®A adicionalmente, que se administró por vía subcutánea tres veces por semana en dosis crecientes de 1 mg a 200 mg. Por el contrario, el grupo control (n = 109) recibió Lentinan, inmunoestimulante de uso común en China y Japón, que ha demostrado eficacia en la calidad de vida. Los pacientes de los dos brazos de terapia fueron comparables con respecto al género, edad, tipo de tumor, estadio tumoral y terapias convencionales.

La calidad de vida se determinó basado en tres cuestionarios o bien índices validados diferentes (Functional Living Index-Cancer = FLIC, Karnofsky Performance Index = KPI, Traditional Chinese Medicine Index = TCMI). La influencia de la terapia de muérdago en la tolerabilidad de la quimioterapia fue evaluada mediante una comparación grupal de eventos no deseados, los que fueron atribuidos a los efectos secundarios de la quimioterapia. Las evaluaciones no se realizaron por separado según las entidades tumorales.

Resultados

La mejora en la calidad de vida bajo la terapia de muérdago fue significativamente más marcada que en la terapia de control bajo Lentinan adicional (p <0.05), también se presentaron con la terapia de muérdago significativamente menos efectos secundarios relacionados con la quimioterapia. El índice de Karnofsky mejoró en el 50,4 por ciento de los pacientes en el grupo Verum y en el 32,4 por ciento en el grupo control, que fue estadísticamente significativo (p = 0,002).

Bajo la terapia de muérdago mejoraron en particular, el cansancio, el insomnio, la pérdida de apetito, las náuseas y el dolor. Se presentaron 52 eventos no deseados en el grupo de muérdago y 90 en el grupo de Lentinan, de los cuales 28 y 77 estaban relacionados con la quimioterapia; en 5 o bien 10, el curso fue grave.

La mayoría de los efectos secundarios específicos del muérdago fueron sobrerreacciones en el sitio de inyección que fueron autolimitadas y no requirieron intervención terapéutica.

Conclusión

En este estudio prospectivo aleatorizado, realizado según criterios BPC, en pacientes con carcinoma de mama, ovario, pulmón de células no pequeñas, se encontró una mejora significativa en la calidad de vida y la reducción en los efectos secundarios relacionados a la quimioterapia bajo quimioterapia plus terapia de muérdago en comparación con quimioterapia plus Lentinan.

 

Última actualización: 8 de julio 2021/ AT

Go to Heaven