Lo que vale la pena saber alrededor del muérdago

Hay alrededor de 1400 plantas, las que en su sentido más amplio se señalan como muérdago. Pero los medicamentos contra el cáncer se fabrican exclusivamente del muérdago de bayas blancas (Viscum album L.).

El muérdago de bayas blancas crece sobre árboles de hoja caduca y coníferas. Es particularmente común sobre el álamo y el manzano, pero también sobre el arce, el abedul, el tilo, la robinia, el sauce, el espino blanco, la almendra y raro en el roble y el olmo. En las coníferas prefiere pinos y abetos.

El muérdago está en casa en toda Europa, pero también en el norte de África y Oriente Medio. En Asia, el muérdago tiene bayas amarillas a anaranjadas (Viscum coloratum). En el norte de Europa, crece rara vez porque no sobrevive a heladas extremas por debajo de -20 °C. En el sur, la luz solar demasiado intensa y la sequedad limitan su existencia. El muérdago de roble poco abundante crece sobre todo en Francia, y además se cultiva en Suiza.

El muérdago muestra muchas peculiaridades en el crecimiento, desarrollo y proliferación, lo que lo distingue de las plantas normales. Entre otras cosas esto motivó a Rudolf Steiner, el fundador de la antroposofía, ya a principios del siglo XX, de recomendar el muérdago como planta medicinal en la terapia de cáncer.

 

Última actualización: 12 de julio 2021/AT1

El desarrollo de una planta de muérdago

Cuando un embrión de muérdago germina, antes que nada, primero empuja un tallo delgado. Esto es seguido por el desarrollo de un disco adhesivo, con el cual se sujeta en la corteza del árbol. Desde el centro de este disco adhesivo, crece un conducto de succión (haustorio), que empuja a través de la corteza del árbol hacia la capa germinal (cambium) y desde allí forma un acodo. A partir de ahora, el muérdago absorbe agua, minerales y nutrientes a través del acodo, es decir, indirectamente a través de las raíces del árbol huésped.

Si el perímetro del tronco del árbol aumenta con los años, el acodo crece hacia afuera y está cada vez más rodeado por la madera del árbol. Como resultado, el muérdago se ancla más y más profundamente en el tronco, sin siquiera crecer en la profundidad.

A fines del verano, un embrión de muérdago que brotó en abril encontró un firme sostén en la madera del tronco del árbol con su acodo. Ahora el germen está descansando nuevamente hasta abril del año siguiente. Recién entonces comienza a erguirse y a brotar dos hojitas verdes de la punta. Esto es seguido de nuevo por una pausa de descanso de un año. Solo cuatro años después del primer brote, tres nuevos tallos crecen desde el centro del brote: dos lateralmente y uno en el medio, cada uno con dos hojas. De ahora en adelante, surgen nuevos tallos y hojitas cada primavera, pero solo en las axilas de los brotes del año anterior. La yema central se convierte en una inflorescencia.

 

Última actualización: 3 de julio 2021/AT1

Las flores masculinas del muérdago albergan en cada pétalo innumerables estambres con polen.

Moscas, pero también abejas, abejorros y escarabajos son los polinizadores más importantes para las flores de muérdago.

Las bayas blancas del muérdago contienen 1-3 embriones de los cuales germinan las siguientes plantas de muérdago.

El muérdago es una planta dioica, lo que significa, que las flores masculinas y femeninas crecen por separado el uno del otro en dos plantas. El muérdago florece recién después de cinco hasta siete años por primera vez, pero estacionalmente lejos de la mayoría de las otras plantas: en invierno europeo, entre febrero y marzo.

Sus inflorescencias secretan una especie de néctar con una fragancia parecida a la naranja que atrae moscas, abejas, abejorros, hormigas y muchos otros insectos que proporcionan la polinización. Después de la fecundación, las inflorescencias femeninas descansan hasta aproximadamente finales de junio. Luego, los frutos se desarrollan lentamente con el embrión verde reclinado internamente hasta que estén maduros para el adviento a principios de diciembre y resplandecen como bayas translúcidas blancas. Como en los humanos, el germen tarda un total de nueve meses en madurar. No es una semilla robusta, sino, es inmediatamente un embrión con capacidad germinativa incrustado en un tejido nutritivo verde. Para sobrevivir, depende de la luz, que puede penetrar bien la envoltura transparente de la baya y la pulpa gelatinosa.

Para poder brotar el germen, depende que un pájaro lo libere de la baya. Sobre todo, dos especies de aves son especializadas, cada uno a su manera: el Zorzal charlo y la Curruca capirotada. Durante los meses de invierno, el zorzal come las bayas maduras y excreta los embriones de muérdago verde sin digerir a través de las heces. Los restos pegajosos de la fruta adheridos a los embriones, se adhieren bien a las ramas y ramitas. La Curruca capirotada es un ave migratoria que regresa en marzo del sur a Europa, ella picotea las bayas de los arbustos de muérdago, que aún no han sido comidas por el Zorzal, pero solo come la cáscara jugosa. Con lo anterior el embrión verde se pega en las ramas y ramitas del árbol huésped, donde pueden germinar muy cerca de la planta madre. El embrión es extremadamente robusto: puede permanecer acostado sobre una rama en su caparazón viscoso y pegajoso durante todo el invierno, hasta que brota generalmente en abril.

Al elegir sus árboles hospederos, los gérmenes de muérdago de las coníferas son particularmente exigentes: los muérdagos de pino solo crecen en los pinos, los muérdagos de abeto solo en los abetos. Los muérdagos de arboles de hoja caduca son menos exigente. También germinan en otros árboles de hoja caduca que no son la planta madre, pero no en pinos o abetos.

 

Última actualización: 12 de julio 2011/AT1

Caracteristicas botánicas del muérdago

No sin razón escribió el botánico Karl von Tubeuf, a principios del siglo XX, en su monografía de muérdago: "Nada en esta planta es normal". Debido a que el muérdago difiere en todas las características esenciales de las plantas “normales”:

  • Crece en los árboles, no en la tierra.
  • No tiene raíces, sino únicamente un modo de estaca “acodo” que los ancla en la madera de su árbol huésped. Este acodo no crece hacia adentro, sino que se alarga hacia afuera a medida que aumenta el perímetro del tronco del árbol huésped. A través del acodo el árbol suministra a la planta de muérdago agua y minerales con sus savias ascendentes.
  • El muérdago podría realizar su misma fotosíntesis con ayuda del pigmento de hoja verde clorofila y producir nutrientes orgánicos. Sin embargo, a pesar de esta capacidad, obtiene una gran parte de los nutrientes de su árbol huésped.
  • Florece y fructifica en invierno. En Navidad, los arbustos de muérdago portan las características bayas blancas en todas partes. Solo entre Pascua y San Juan, es decir, de abril a junio, el muérdago crece como todas las demás plantas. Sin embargo, a mediados de junio se detiene y luego descansa hasta el invierno.
  • A finales de mayo, el muérdago comienza con movimientos muy peculiares y típicos (nutaciones): es como si estuviera buscando su propio centro. Todos los días las hojas y los tallos están orientados en una dirección diferente. A finales de junio, la planta se separó completamente del centro de la tierra y del cenit como centros de poder de orientación y encontró su propio centro. De esta manera, el muérdago forma a lo largo de los años su típica forma esférica. Este fenómeno de crecimiento esférico no se encuentra en ninguna otra planta.

 

Última actualización: 12 de julio 2021/AT1

Un germen de muérdago extiende sus "piecitos" con sus discos adhesivos, puede aferrarse a la rama y continuar echando brotes.

Es solo después de dos años que se muestran las primeras hojitas, como aquí en este retoño. A lado se muestra una pequeña planta anual de muérdago.

Un magnífico arbusto de muérdago - ya tiene varios años y echa brotes en todas las direcciones, por lo que con el tiempo acentúa su configuración esférica.

  • El muérdago crece extremadamente lento: mientras que en otras plantas después de germinar dentro de un poco tiempo brotan muchas hojas y crecen fuertemente en altura, el muérdago forma las primeras hojitas recién después de dos años y luego se forma siempre solo un tallo y dos hojas en cada yema axilar. Las primeras flores aparecen recién después de cinco a siete años.
  • Las hojas del muérdago no tienen cara superior (haz) e inferior (envés) típicas. Ambos lados están provistos de numerosas estomas, que absorben carbono y entregan oxígeno y agua (por lo general, dichos estomas solo se encuentran en el envés de las hojas).
  • La hoja misma está recorrida por unos pocos canales que discurren linealmente (y no como siempre por una red densa), en la que fluyen agua y nutrientes.
  • Las hojas siempre se ven verdes y conservan su capacidad de crecer a lo largo de sus vidas. También en el segundo año serán aún más grandes y más largas. Luego caen completamente verdes y vitales, sin ni siquiera marchitarse antes.

 

 

Última actualización: 12 de julio 2021/AT1

Go to Heaven